CASTILLO INTERIOR - Cristina Sánchez Rodríguez

"Dichoso el corazón enamorado" (Santa Teresa de Jesús)

Post de Cristina.
Comentarios.

"Dichoso el corazón enamorado ..."

"MINDFULLNESS" EN LA ESCUELA II. LA IMPORTANCIA DEL "MINDFULLNES" DENTRO DE LA TUTORÍA

Posteado el Domingo 22 de Enero de 2017 a las 14:41

 

Queridos lectores de este blog: 

 

            En nuestro último post introduje mi particular forma de entender el actual mindfullnes, sus cosas buenas o no tan buenas, recordemos que en este mundo de la ilusión en el que vivimos todo es dual y nunca hay que identificarse con un aspecto de la realidad. Hablé también de las  posibilidades y ventajas que el mindfullnes ofrecía dentro del mundo de la educación formal. Continuemos en este post reflexionando más sobre el mindfullnes y centrándonos ya más en el campo de la educación. 

 

 

 

 

 

 

             El grupo de alumnos, sus edades, su número, sus motivaciones e intereses y en general, sus características nos van a condicionar en la forma en como apliquemos las técnicas del mindfullnes, en el mayor o menor éxito a la hora de aplicarlas y en el interés que vamos a despertar en nuestros alumnos. Pero en general, hagamos una mejor o peor adaptación de dichas técnicas, sí puedo asegurar, sin ningún miedo a equivocarme, que siempre vamos a ganar en mayor o menor grado y  en beneficio de nuestros alumnos las siguientes cualidades: aumentar el nivel de atención y concentración en cualquier tarea y por tanto, los resultados académicos, y un mayor equilibrio emocional que nos ayudará a tener niños más tranquilos, con menos conflicos o mejor capacidad para superarlos y una mejor salud e inteligencia emocional. 

 

              Hablando de mi trabajo puedo contar dos experiencias un tanto distintas, pero ambas planteadas a lo largo de todo un curso académico. Estas experiencias para mí han sido las mejores porque realmente producen cambios sustanciales y permiten que se vaya instalando poco a poco en nuestros alumnos el hábito de la atención plena. Por supuesto que también se puede hacer una sesión ocasional con los alumnos, ya sea de yoga o de meditación. En este caso, la experiencia, por lo novedoso de la situación, siempre suele ser motivante e interesante para los alumnos, dejando una puerta abierta a la curiosidad de los niños para profundizar en estos caminos más adelante. Pero, obviamente, no producirá cambios demaisado sustanciales en las actitudes mentales y emocionales de los mismos.

 

               Los proyectos en el terreno del mindfullnes o del yoga aplicados a la escuela verdaderamente trascendentes deben de estar planteados como proyectos de al menos un curso académico o más. En este sentido hablo de las dos experiencias que antes he mencionado: una de ellas, consistió en ofrecer un taller de yoga y meditación para niños en actividades extraescolares para los alumnos de un colegio. Venían los niños que querían y la actividad era completamente libre. Esto es algo muy bueno pues el alumnado que asiste a ella suele hacerlo siempre porque le gusta la actividad, nunca porque lo ve como algo impuesto. Esto nos garantiza que la motivación y las ganas por participar siempre estarán garantizadas. En el año que duró el taller, solo un alumno se dio de baja por falta de interés. El resto venían muy contentos y conseguimos muchas cosas, llegamos hasta hacer pequeñas meditaciones con mantras y sonidos. Además, el yoga como gimnasia ofrece la ventaja de que los niños cuiden su cuerpo, practiquen eduación para la salud,  partan de la vivencia de su cuerpo concreto para llegar a una meditación más abstracta, mejoren su propiocepción y sea más divertido para ellos.

 

              La otra experiencia, la que estoy aplicando en este curso escolar, deja la parte física del yoga más al margen y se centra más en el mindfullness y la meditación. Pero esta vez como una actividad más, integrada dentro de todas las otras asignaturas  que, como  tutora de ese curso, doy a todos los niños del grupo. Esta vez, la actividad se plantea para todos los alumnos, les guste o no, aumque por lo general me he encontrado muy poco rechazo, al menos mucho menos que hacer multiplicaciones, cuentas de dividir o ejercicio rutinarios en el cuaderno. Al igual que todos estudian matemáticas, lengua, sociales o música, esto se plantea como una actividad más, tan importante y necesaria como cualquier otra. Es una gran ventaja que las actividades de mindfullnes sean practicadas por el tutor de ese grupo de alumnos y no se recurra a alguien externo del centro o a un especialista. El tutor podrá trabajar el mindfullnes en el aula mejor que ningún otro maestro o profesional, por muy competente que este sea en la materia.

   

              ¿Por qué el tutor, el maestro generalista de toda la vida, y no otro? Obviamente no trato de decir que si en algún momento el centro puede contar con alguien de fuera que ofrezca un cursillo sobre mindfullnes a los niños eso no es que vaya a ser malo, al igual que si el especialista de educación física o de música quieren incorporarlo en su clase. Todo esto es siempre maravilloso. Pero un tutor, que pase muchas horas con el mismo grupo de alumnos y les de una gran variedad de asignaturas, puede sacarle un partido especial al mindfullnes como recurso educativo de una manera que estos otros caminos alternativos no podrán igualar. Por varias de las  razones que en este post y posteriores se tratan: 

 

              Puede generar el hábito diario de la constancia, algo fundamental cuando hablamos de mindfullnes, y establecer dentro de su horario un tiempo dedicado exclusivamente a la meditación. Este tiempo no tiene porque ser muy largo. Con un cuarto de hora todos los días es más que suficiente. Esto es mucho más difícil de conseguir cuando eres maestro especialista y tienes las horas justas para dar tu asignatura. Además, al ser tutor y pasar muchas horas con el grupo de alumnos, puedes seleccionar la mejor hora del día. Por lo general, después del recreo es un buen momento. Pero incluso podemos jugar con la flexibilidad de emplear estas técnicas en otros momentos en los que haga falta. Tal vez si los niños están muy cansados, si han tenido una mañana muy ajetreada, si el nivel de atención va bajando,  sea la hora que sea, el tutor puede hacer un alto en la sesión de la mañana para invitar a los niños a hacer unos sencillos ejercicios de respiración o de relajación que, si han sido trabajados de manera constante, no resultará difícil para los alumnos recurrir a ellos en el momento en que su tutor les invite. Esos pequeños paréntesis, aunque puedan parecer a priori como pequeñas pérdidas de tiempo, pueden lograr que el rendimiento posterior de los alumnos se potencie mucho más, suponiendo una rentabilidad del factor tiempo. Todos los maestros sabemos, que por muy pensada y calculada que tengamos una programación y ficha de aula diaria, siempre hay que saber reajustarse en el día a día, en cada momento, sortear imprevistos, y tener muchos recursos para hacer frente a situaciones inesperadas o que nos llevan por caminos distintos a los que habíamos programado en un principio. Como responde un maestro en el aquí y ahora de su aula es tan importante o más que saber hacer una programación didáctica en abstracto. El recurso de utilizar el mindfullness en un momento que no estaba programado, como una forma de ayudar a nuestros alumnos a recibir la bocanada de aire fresco que en ese momento estaban necesitando, es una habilidad, entre otras muchas que ponen en evidencia al buen profesional de la eduación. 

 

              Trabajar el mindfullnes siempre después del recreo es muy bueno pues en ese momento los alumnos suelen venir muy alterados y les cuesta centrarse. En mi grupo, puedo decir, que llevamos un tiempo haciéndolo y mis alumnos ya se ponen solos, automáticamente y después de entrar por la puerta de clase, a sentarse en su silla, cerrar los ojos y empezar a respirar. He buscado además, un sistema de puntos y de ganar "vidas" que ellos pueden lograr si ponen en práctica este hábito por su propia iniciativa. Experimentar la calma y el silencio después de un rato de libertad en la que los niños pueden hacer lo que quieren como es el teimpo de patio, no solo es una forma de beneficiarse aún más del relax del ocio y del recreo. A los niños les permite tener la experiencia de los contrastes, de la reflexión de los distintos momentos y emociones que se viven dentro de la escuela. Tiene un efecto algo así como los baños de contraste entre el frío y el calor en los balnearios o spas. Esta experiencia de un cambio de contraste emocional que se sigue entendiento dentro del marco de ocio por lo general hace que la experiencia de la calma sea muy bien recibida por la mayoría de los alumnos. Por otro lado, no olvidemos, que la educación no debe de preparar solo para la vida profesional. También debe de educar para el ocio y el tiempo libre. 

 

             Otra ventaja que proporciona emplear el mindfullnes después del recreo es que los conflictos que suelen aparecer en la hora del patio o se solucionan más fácilmente, o simplemente se olvidan. Otros años recuerdo que me pasaba el primer cuarto de hora de la vuleta del recreo hablando con los alumnos sobre los problemas que había habido. Ahora les digo que hablaremos de los problemas después de relajarnos. También aprovecho la técnica de relajación para mediante un sencillo ejercicio de visualización y respiración, sacar de nuestro interior todo lo malo que sintamos, todo aquello que no nos guste... Tras la sesión de relajación, muchos de los problemas que traían del patio simplemente se han olvidado, los niños ya no se identificaron con ellos y los dejaron pasar, y, si sintieran que todavía queda algo por resolver, el problema se aborda con mucha más calma y sensatez por parte de los alumnos. La mayoría de las veces, los niños se quedan tan relajados que cuando reanudamos el trabajo con las matemáticas o cualquier otra asignatura, la concentración y el silencio es tal que parece que no hay lugar para nada más. Los niños se ponen a su nueva tarea de la manera más natural del mundo, con total atención y un nivel alto de concentración. Este es el momento ideal para que el maestro explique a sus alumnos que el mindfullness no son solo ejercicios de relajación, si no que se puede llevar a todos los momentos de la vida diaria y se puede integrar en el trabajo. Se puede aprovechar la sensación concreta que deja una sesión de relajación para explicar un poquito a los alumnos sobre la naturaleza de la mente. 

 

            Durante muchos años y debido a las aportaciones de Ausubel y del constructivismo en eduación, parece que la mente es algo siempre activo y los aprendizajes han de ser siempre activos y constructivos para ser significativos. En mi opinión, la visión de Auschubel y del constructivismo no es completa. La mente es y debe ser activa, pero también es pasiva y debe serlo en muchos otros momentos. Tan importante es construir y dar como saber escuchar y recibir. La actividad y pasividad de la mente son dos fuerzas complementarias que han de saberse manejar en equilibrio, de la misma manera que los músculos para funcionar necesitan de la conctracción y de la distensión. La pasividad activa y contemplativa de la mente se desarrolla con el mindfullnes. Esto permite a la mente descansar y recargar pilas. Y trabajar posteriormente en la construcción activa de aprendizajes que siempre será necesaria. Pero la pasividad recectiva de la mente, en estado de atención plena, permite que esta absorva más cantidad de información, que sea una mejor receptora. En educación es también muy importante saber escuchar. Pese a que ciertas tendencias en educación parece que solo piensan que el alumno aprende cuando  hace algo, idea que no puedo negar, pero nuestros alumnos también deben de cultivar el hábito de saber escuchar, algo que lamentablemente, cada vez va a menos en neustra sociedad actual. Y esto debe evitarse. La mente constructiva solo puede funcionar adecuadamente cuando se ha nutrido con "alimentos" que generarán una buena base de datos desde los que operar, que nos dan "un buen fondo de armario". Una mente constructiva necesita contenidos. Y la mejor forma de recibirlos es empleando las cualidades pasivas y receptivas de la mente en estado de atención plena. Saber hacer es muy importante, por supuesto, no estoy en contra del constructivismo, pero trato de ver más. Saber escuchar es tan importante como saber hacer y combinar ambas cualidades en complementariedad y equilibrio es la base del desarrollo mental e integral de cualquier persona. Gracias al mindfullness podemos seguir empleando los conocimientos del constructivismo en educación con una visión más amplia y completa. 

 

             Otra ventaja de utilizar el mindfullness por parte del tutor es aprovecharnos del potencial de desarrollo integral que ofrecen estas técnicas, no solo en el desarrollo psicológico personal, si no en la adquisión de conocimientos, esto es, emplear el mindfullnes como recurso globalizador  de contendios. Cada vez más se está valorando en la eduación general que todos los contenidos que se ofrecen al alumno se presenten conectados unos con otros para ayudar a que sean más significativos, más funcionales y  mejor comprendidos por el alumnado. El mindfullnes puede ayudarnos a mejorar la globalización de contenidos, lo cual, a su vez, favorece el desarrollo competencial, tan de moda actualmente en la eduación. A través de la técnica de visualización consciente podemos repasar contenidos de varios tipos, especialmente de ciencias naturales y sociales, e incluso de otras áreas como música o educación física. La visualización consciente no solo desarrolla la imaginación y la creatividad. Favorece que el alumnado culmine  la adquisión del pensamiento abstracto. Este logro se consigue plenamente en la adolescencia, pero es obvio que el trabajo realizado en etapas anteriores condicionará la calidad y el nivel con el que nuestro alumnado logrará esta cualidad. Una meditación de visualización consciente clásica que se trabaja con los alumnos es la de imaginar como una semillita cae a la tierra y germina. En la meditación guiada que el maestro propone a sus alumnos, puede aprovechar para recordarles ese nuevo vocabulario y conceptos que han aprendido al tratar el tema. Pero hay muchos otros temas en los contenidos escolares sobre los que podemos hacer meditaciones guiadas de visualización consciente. Yo los he hecho sobre conceptos de geografía, sobre viajes, sobre el ciclo del agua, sobre el universo, hemos viajado a los planetas del sistema solar, hemos viajado por dentro de los aparatos y sistemas del cuerpo humano trabajando al mismo tiempo la propiocepción, hemos sido burbujas de oxígeno, gotas de agua que cambian de estado, nos hemos transformado en personajes de distintas épocas, hemos sido células, glóbulos rojos, glóbulos blancos ... todo ello sin movernos del sitio y muy tranquilitos, con los ojitos cerrados. Y ayudados por el estudio, los vídeos, imágenes y fotografías que empleamos en clase cuando abordamos esos contenidos. E incluso se puede dejar un tiempo para que los alumnos imaginen lo que quieran y luego, al terminar la sesión de relajación nos lo puedan contar, con lo que también hacemos un buen trabajo de expresión oral. 

 

 

 

 

 

 

 

                  Tampoco faltan juegos de cartas con ciertos símbolos y de mesa que se han diseñado especialmaente para estimular el trabajo del yoga y de la meditación en el aula y que podemos utilizar para no perder nunca de vista el elemento lúdico que tenemos que tener en la escuela al trabajar con niños.

 

                 Sobre el uso más concreto de estas técnicas de visualización y otras más de mindfullnes que podemos emplear en el aula, continuaremos hablando en el siguiente post. No faltarán nuevos post en los que aportaré bibliografía sobre el tema. Si seguis atentos a este blog podréis aprender muchas cosas. Gracias por estar ahí y por recibir.  

 

 

 

 

 

 


 

 


Comentarios:

 

Aún no hay comentarios.

Síguenos también en las redes sociales: RSS-FEED Twitter Facebook

BÚSQUEDA DE POSTS

¡TEMPORALMENTE, NO SE PERMITE INTRODUCIR COMENTARIOS!
DISCULPEN LAS MOLESTIAS.
CRISTINA.

Aviso: Serán suprimidos, sin mayores explicaciones, los comentarios que atenten contra el espíritu de este blog, sean ofensivos o agredan de alguna manera tanto al propietario del blog como a otros usuarios que participen con sus opiniones.

El propietario del blog, Cristina S.R., solo se hace responsable de las ideas expresadas en sus posts y en ningún caso de las opiniones de quienes las comenten.